Solo pido un poco de belleza.pdf

Solo pido un poco de belleza

Bru Rovira

Buceando en las vidas de un extraordinario grupo de personajes anónimos y marginados que solo piden «un poco de belleza». Bru Rovira traza un inolvidable retrato literario y periodístico de la ciudad vieja de Barcelona. Un ex mercenario italiano de las guerras africanas que recita a Leopardi a sus amigos desahuciados. Una anciana que toca Beethoven en un piano roído por los ratones. Una criada que aprende a leer cuando la echan a la calle después de media vida sirviendo en familias de clase alta. Una recolectora urbana de chatarra que encuentra un millón de pesetas en un ascensor. Bru Rovira da voz a un grupo de personajes anónimos y marginados de la ciudad vieja de Barcelona que comparten amistad, aventuras y solo piden «un poco de belleza». Buceando en sus vidas, el autor destila humor y melancolía en un retrato literario y periodístico hecho a pie de calle de unos barrios castigados por la nueva pobreza. «Sin duda, Vittorio y sus amigos habían escogido el bando de los poetas. Y a mí, como reportero, me tocaba ahora contar todas estas historias.».

Solo pido un poco de belleza Bru Rovira Ediciones B Barcelona 2016 250 páginas Como suele ser habitual, los mejores escritores no son los más conocidos. Mientras todo el mundo lee los muy di… Solo pido un poco de belleza es un homenaje a la vida, protagonizado por los humillados y ofendidos que nos habitan. A no ser que hagamos de nuestra piel una frontera. Con mucho oficio, con pinceladas breves y precisas, Rovira nos presenta a un grupo de alcohólicos con los que establece un quid pro quo: ellos le hablan de su vida, agarrados a la barra del bar, y él les cuenta sus viajes por ...

1.91 MB Tamaño del archivo
9788466658584 ISBN
Solo pido un poco de belleza.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.watchnews.com.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Al intentar reflejar en una palabra tanto dolor implicado de forma directa o insinuada, acude a mi mente una sola palabra: belleza, y sin acordarme de cuál era el título de la obra, me emociona comprobar que "Solo pido un poco de belleza" refleja con seguridad el alma de estos relatos, lo que suscita cierta ternura. SOLO PIDO UN POCO DE BELLEZA, ROVIRA, BRU, 21,00€. Un ex mercenario italiano de las guerras africanas que recita a Leopardi a sus amigos desahuciados. Una ancia...

avatar
Mattio Mazios

Buceando en las vidas de un extraordinario grupo de personajes anónimos y marginados que solo piden «un poco de belleza». Bru Rovira traza un inolvidable retrato literario y periodístico de la ciudad vieja de Barcelona.

avatar
Noe Schulzzo

Solo pido un poco de belleza, de Bru Rovira. Fabuloso, me dijeron. Y encuentro vidas en los comedores sociales, en las reuniones de ex-alcohólicos, en los parques, bajo los cartones, en los hospitales y cementerios de Barcelona.

avatar
Jason Statham

Solo pido un poco de belleza (No ficción) (Español) Tapa dura – 6 abril 2016. de Bru Rovira (Autor) 3,4 de 5 estrellas 3 valoraciones. Ver los formatos y ediciones. Ocultar otros formatos y ediciones. Precio Amazon.

avatar
Jessica Kolhmann

sólo te tendré fundida con mis lágrimas y risas y ambos ... de poco me han servido las muchas experiencias buscándome y ... en realidad, sólo, sólo pido silencio] ... y mi barro oscuro, con su ser podrido, a tu contacto detecta la belleza; . Hay q poner un poco mas de huevo. Vamo a matar a ... Carbonero gallina, pero te pido que esta vez, vengas sin la policía. Para no olvidar ... Solo que se que siempre te vengo a alentar. Sos una ... Oh que belleza, de la cabeza. Zapatos rotos ...